Potencia el poder energético de los ciclos lunares

Los cambios de la luna pueden observarse a simple vista: aparece, crece, alcanza su plenitud, decrece y desaparece. ¿Os suena familiar este proceso? Así como la luna, los seres humanos tenemos los mismos ritmos biológicos: nacimiento, crecimiento, plenitud, declive y muerte.

fases lunares baños energéticos

Durante el día, nos ilumina la presencia del sol, representante del principio masculino, la regularidad en los ciclos, la unidad. Cuando este cae, se hace presente la luna con todo su poder, simbolizando la irregularidad periódica, la multiplicidad (por sus cambios continuos) y, también, el principio femenino.

Así como conocer su influencia energética es importante para vibrar en sintonía y alinear nuestras acciones al pulso de la naturaleza, también puedes realizar rituales -como los baños florales- que potencien esa energía lunar. Te contamos sobre ellos al final de esta post.

Su influencia energética

El psicoterapeuta Lukas Moeller, en su libro El influjo de la luna sobre las personas, afirma: "La lunación crea en el hombre diversos estados anímicos. El hecho es realmente curioso, pero resulta fácil encontrarlo en la vida de cada uno de nosotros.”

 

Luna nueva

Así como la luna no se ve pero comenzará a hacerse notar, es momento de visión e inspiración. Es tiempo de visualizar y sembrar lo que deseemos para el ciclo que comienza. El momento definitivo del ciclo para: iniciar proyectos, tratamientos sanadores, curaciones.

En esta fase de la luna, cada uno se enfoca en sí mismo y la empatía no abunda. Incluso, en los encuentros sociales, puede observarse cierta vanidad entre quienes se reúnan. Para ser optimistas en este punto y aprovechar esta energía, podemos realizar trabajos de introspección y/o meditación.

Luna creciente

    Este es el momento ideal para sembrar todo aquello que requiera una larga germinación (literal y metafóricamente hablando, desde las plantas al dinero). A medida que aumenta la luz, los organismos están más dispuestos a crecer y expandirse.


    La alerta deberá estar en los impulsos, pues en esta fase existe un exceso de ellos.

    Primer cuarto de la luna

      Esta fase es ideal para nuestra aceleración. Es momento de tomar decisiones pues en este momento lunar se es más objetivo, nuestro criterio racional está en su mejor momento. Además, nos encontrará proactivas y constructivas. Es un gran momento energético ya que carga las relaciones de buena voluntad y los encuentros sociales suelen ser armoniosos.

      Esta energía activa y objetiva nos indica que es tiempo de transformarnos: cambiar hábitos, modos de pensar, actuar y sentir.

      Luna llena

      Así como la luna se observa en su totalidad y plenitud, su energía impacta en todo lo que fue estimulado en fases anteriores, llegando a su máximo desarrollo.


      Nuestro lado social se intensifica, necesitando encontrarnos con otros, movernos, expandirnos, relacionarnos. Esto es así porque también nos encontramos más receptivos y emocionales (ya que la razón que predominaba en las primeras fases pierde espacio, ocupado por la emoción), lo que favorece mucho los vínculos.


      Este carácter emocional de la luna llena, puede ser aprovechado para explotar nuestro lado más creativo y divertido. Es momento de jugar y también de estar alertas para que las emociones intensas no nos terminen perjudicando.

      Luna menguante

      Mientras la luz decrece en la superficie lunar, nuestros cuerpos tienden a desprenderse de lo que sobra, por lo que es más fácil eliminar líquidos, toxinas, grasas, parásitos energéticos.

      Es momento de limpieza, aplicándola a todos los niveles: en nuestro hogar, en nuestras emociones, en nuestro ordenador, etc.
      Es tiempo de finalizar y no de iniciar, ya que el ciclo se cierra y descansa para recibir el nuevo cúmulo de experiencias que lo deparan.

      Potencia su energía y reconecta con la naturaleza

      En la búsqueda por vivir alineadas con los ciclos lunares, te invito a sintonizarte con los ritmos de la naturaleza y crear un espacio para conectarte más profundamente contigo a través de un ritual especial de autocuidado con el agua como elemento principal. Para ello, te presento los tés de baños botánicos Moon Bath, que te permitirán crear un espacio para reducir la velocidad, sintonizarte y reconectarte.

       

      Combinando sabiduría antigua con alquimia intuitiva moderna, los baños de luna florales te permiten potenciar la energía disponible durante cada fase de la luna y conectar contigo misma.

       

      amor propio autoestima plantas purificadoras ritual rituales slow living vida slow

      ← Publicación más antigua Publicación más reciente →



      Dejar un comentario

      Por favor ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

      Journal

      RSS
      Etiquetas
      amor propio autoestima comercio justo consumo consciente consumo responsable fashion revolution greenlife marcas sostenibles moda sostenible plantar plantas plantas purificadoras reforestacion ritual rituales selva maya slow living upcycling vida consciente vida slow who made my cloths

      Veganismo, una filosofía que va mucho más allá de lo que comes.

      Ser y actuar como vegana es abogar por la no violencia y el respeto hacia todos los animales que cohabitan la Tierra con nosotros. Seres sintientes que tienen el mismo derecho de disfrutarla en paz...

      Planta un árbol hoy en la Selva Maya

      ¿Lista para unirte a la Reforestacción?  Sabemos que la biodiversidad de nuestro planeta se encuentra gravemente amenazada y, si bien es sumamente importante reflexionar sobre nuestro hábitos a la ...