-15% dto código: ENERO. Envíos gratis en Península a partir de 70€

Autocuidado durante la Navidad

El autocuidado es un acto de gran amor y un auténtico regalo. Cuidarnos durante las  Navidades es fundamental si queremos disfrutar esta festividad. ¿Sabías que la energía  que desprendes tiene un impacto directo en el bienestar de los demás? ¿Qué puede ser más preciado qué regalar tu atención plena y completa presencia?  

Durante la Navidad, nos gusta celebrar. Nos encanta regalar. Disfrutamos al dar. Sin embargo, para regalar desde la sinceridad, para dar en paz, debemos estar bien. Sentirnos bien. Amarnos bien.

Cuando regalamos desde la confianza, desde la paz y la pura honestidad, la energía cala. La intención llega. El regalo se convierte en un milagro. 

Para transmitir tu amor incondicional, debes sentir ese amor incondicional. Si no te lo das a ti, ¿cómo lo puedes transmitir?  

El Autocuidado Físico 

Cultivar el cuerpo es cultivar la mente y el alma. Mantenerlo en buen estado, fuerte y  sano es fundamental para ir más allá. Para vivir la vida con paz y felicidad.  Existen diferentes prácticas que puedes realizar durante estas navidades para mantener  la energía elevada y no caer en una lujuria exagerada. Los caprichos son buenos si se  hacen con consciencia y moderación. Desde la gratitud y la compasión

El Yoga es una herramienta muy útil para estas festividades. Puedes practicarlo desde  casa. Te ayuda a enfocar la mente y utilizar la energía de forma consciente. Te aporta  claridad mental, determinación espiritual y te ofrece cualidades tan necesarias como la  tolerancia, la paciencia o la escucha atenta. Puedes practicarlo cada día, adaptarlo al  horario que tengas; fluir y disfrutar de unos momentos en soledad para mover el  cuerpo y sentirlo por dentro

El Mindfulwalk es otra práctica muy bonita a realizar en Navidad. Anima a toda tu  familia y juntos, después de una buena comida y de muchas risas, salir a pasear. Pasear de  forma consciente, sintiendo el contacto de la suela del zapato con la calzada o la tierra.  Puedes acompasar el movimiento con la respiración; caminar en silencio siendo  consciente del entorno que te rodea. Los sonidos de la naturaleza. La temperatura del  día. La energía del grupo con el que caminas. Esta práctica te ayudará a digerir la comida,  a conectar con la vida y celebrar el día en familia.  

El Mindfuleating es ideal para la Navidad. Utilizar pequeños momentos para respirar,  saborear y masticar con detenimiento el alimento te ayudará a comer lo justo y necesario,  sin excesos desmesurados. Puedes practicarlo en los días que no tienes eventos sociales,  junto a tus seres queridos más cercanos o en soledad. Es muy sencillo. Disfruta de  algunos bocados de tu plato en silencio, masticando lento, sin hablar, y enfocando los  cinco sentidos en tu cuerpo. Eso te ayudará a conectar con tu saciedad y observar qué te  sienta bien y qué te sienta mal.  

El Baile espontáneo es otra actividad a practicar en Navidad. Déjate llevar por el sonido  de la música que más te guste. No preveas ningún baile. La clave está en fluir con el  momento y mover el cuerpo de forma espontánea. Liberar la energía estancada a través  de la danza. Dejar que las emociones afloren. Que los sentimientos aparezcan. Este baile  es terapéutico: te permite soltar tensión y conectar con la alegría de la vida.  

El Autocuidado Mental 

Gestionar las emociones nos permite ser dueños de nuestras reacciones. En Navidad, la  sensibilidad está a flor de piel. Nos sentimos más cariñosos y vulnerables, más familiares  y entregados. También nos pueden acechar la culpabilidad o la irritabilidad, el estrés o la  desgana por tanta actividad, por tanto acontecimiento social.  

Construir una "rutina emocional para la Navidad" es esencial si la queremos disfrutar de  verdad. 

La Meditación es una herramienta perfecta para encauzar la energía emocional y no  dejarnos llevar por la impulsividad. Sentarse 5 minutos en un rincón tranquilo y  agradable, con una meditación guiada, música medicina o en silencio es suficiente. Sentir  la respiración, relajar la tensión y dejar de hacer para simplemente ser te otorga un gran  poder: ser dueño de tu ser

El Mindfulness es otra disciplina muy útil y enriquecedora. Es el trabajo de la atención  plena, el desarrollo de una mirada más amable y sincera, el trato amoroso hacia tu  cuerpo, el agradecimiento del momento...  

Ennoblece tus Navidades con estas prácticas espirituales y aprende a gestionar tus  emociones para que no te dominen. 

El Autocuidado Espiritual 

Todos los seres vivos emanan de un mismo lugar: la dimensión espiritual. El ser universal. El  cosmos y su eternidad.  

Conectar con la dimensión más energética de nuestro ser nos ayuda a entender una  noble verdad: estamos todos unidos y formamos parte de un mismo destino; elevar la  humanidad y experimentar lo celestial.  

En Navidad la energía suele ser más alta: son momentos de amor en los que abundan  los regalos y los gestos atentos. Se crean preciosas reuniones familiares, se celebran  bellísimos momentos entorno a la comida y sus maravillas... Es importante cuidar de  nuestra energía: sostenerla y acompañarla durante estos días.  

Los cristales y las piedras nos permiten armonizar nuestro campo energético y  equilibrar nuestro mundo interno. 

También son muy interesantes los sahumerios de plantas sagradas, como la salvia blanca o el romero: éstos nos permiten realizar limpiezas  energéticas completas. Es muy recomendable hacerlo antes de organizar reuniones grandes y tras finalizar los eventos sociales. Nos devuelven la paz y serenidad que suelen  perderse en momentos de festividad tan intensos.  

Otra práctica espiritual muy interesante es la sincronización con las fases lunares. La  luna es un satélite que mueve mareas y genera grandes tumultos emocionales en las  mujeres. Aprender a alinearse con sus estados vitales nos brinda más comprensión y  confianza, más ligereza y calma. 

Así pues, la Navidad nos ofrece la gran oportunidad de cuidar de nosotros para atender  a los otros. Los gestos más sinceros y bellos, son aquellos que nacen de la autenticidad y  de la verdad. No podemos regalar aquello que no poseemos. No podemos dar amor si no  lo sentimos dentro.  

Cuidar de uno mismo es cuidar de los demás.  

No lo olvides jamás. 

Y porque nuestro propósito es servirte y mimarte, hemos creado un diario de  autocuidado perfecto para sostener tu salud, bienestar y energía durante esta época tan social y familiar. Lo puedes descargar aquí

 

amor propio autocuidado diciembre navidades selfcare

← Publicación más antigua Publicación más reciente →



Dejar un comentario

Por favor ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Journal

RSS
Etiquetas
amatista amor propio autocuidado autoestima capricornio casa slow celestina chakras comercio justo consumo consciente consumo responsable cristales cuarzo ahumado cuarzo blanco diciembre escorpio fashion revolution final año gemas greenlife intenciones manifestacion marcas sostenibles meditacion moda sostenible navidades obsidiana ojo de tigre pirita plantar plantas plantas purificadoras reforestacion ritual ritual cierre rituales sagitario sahumerios samhain selfcare selva maya slow living upcycling vida consciente vida slow who made my cloths

Cómo manifestar tus intenciones para el 2022

Enero es el mes de lo nuevo. En Enero, nos da la impresión de que podemos  empezar de cero. El nuevo año nos ofrece un sinfín de posibilidades: podemos manifestar nuevas realidades.   Está es la en...

Conecta con la energía de Fin de Año: reflexiona sobre tu vida y suelta lo que no necesitas.

El mes de Diciembre es un período de cierre. Tras el año vivido, uno tiene la oportunidad  de reflexionar sobre lo ocurrido. La velocidad a la que vamos nos impide, muchas veces, ser conscientes de...