Envíos gratis Península a partir de 70€

Ritual para florecer y manifestar esta Primavera

Descubre la energía que reina durante la primavera y su impulso por  inspirar ideas nuevas. 

La primavera llega con una energía muy intensa: Aries inicia el nuevo año astrológico con su tendencia a la acción y manifestación. Tras dejar atrás la habilidad visionaria de acuario y la sensibilidad que nos brindaba piscis, es hora de actuar y crear. 

Ya hemos imaginado las ideas que queremos llevar a cabo. Ya hemos depurado nuestro cuerpo y mente de aquello que ya no necesitamos. Ahora nos toca emprender. Empezar. Manifestar. 

Aries es el signo de la impulsividad. Es el motor que brinda energía e impulsa las ideas creativas. Está muy bien utilizar la imaginación, pero es muy importante concretarla en el  mundo material. De lo contrario, podemos sentirnos frustrados y melancólicos.  

Vivimos en una sociedad muy ariana; es verdad. Sin embargo, de todo podemos aprender algo. Y aunque nuestra forma de vivir tiene algunos pequeños defectos, también tiene cosas muy buenas. Gracias al impulso por querer mejorar nuestra calidad de vida, hemos creado auténticas maravillas.  

Hacer no es algo malo si surge del ser. Somos para hacer; no hacemos para ser. ¿Qué significa esto? Que gracias a temporadas más introspectivas e invernales como la de  Escorpio, Acuario o Piscis, toca regar esas reflexiones y conclusiones con la energía solar  de la primavera. Con las ganas de actuar de Aries. 

El mes de Abril es una buena época para empezar nuevos proyectos, entablar  conversaciones interesantes, empaparse de energía positiva y creativa. Es un momento de  gran proliferación y expansión: las flores empiezan a aparecer, las hojas vuelven a crecer y  el canto de los pájaros es más frecuente. 

A nivel energético, puede que sientas una gran ola de optimismo y motivación: utilízala en tu favor. Puede que sientas la necesidad de abrazar y reír más: hazlo sin control.  Porque es verdad: la primavera, la sangre altera y es muy bonito celebrar su belleza. Es  una época muy solar. Una temporada llena de nacimientos en todos los ámbitos: laboral,  social, personal y espiritual. 

Existen algunas gemas que nos pueden ayudar a gestionar correctamente esta energía desbordante de vida, como la amatista, que puede facilitar la toma de decisiones interesantes. El cuarzo blanco mejora la concentración, una habilidad muy necesaria para llevar a cabo acciones de forma concienzuda y acertada. La obsidiana también puede ser de gran utilidad, ya que un exceso de energía puede desencadenar grandes picos de estrés y ansiedad. 

Teniendo en cuenta que la primavera es una explosión de color, olor y mucha pasión, sería muy interesante crear un ritual que celebre esta expresión de vida y energía con una piedra como el cuarzo blanco, pues nos ayuda a alinearnos con la energía positiva del ambiente. 

Ritual de Florecimiento y Manifestación de Ideas: 

Para aprender a canalizar y utilizar esta dosis extra de energía, es importante meditar, reflexionar y actuar. Este es un ritual que no sólo celebra la abundancia de la vida a través de la proliferación de ideas y energía, sino que te ayuda a gestionar la impulsividad e impaciencia propias de la primavera.  

  1. Busca un lugar tranquilo, donde puedas estar a solas y en silencio para conectar con el ser más espiritual que habita en ti. Puedes llevar contigo un cristal de cuarzo blanco. Colocarlo en un altar o dejar que repose en tu mano. Es tu maestro. Tu guía durante esta época. Puedes acompañar tu meditación con la imagen de una flor. Colocarla físicamente cerca de ti. 
  2. Sahuma para purificar la energía del ambiente. Te propongo utilizar un sahumerio de salvia blanca con cuarzo verde. Esta combinación te va a ayudar a conectar el cuerpo  con la mente, algo que vas a necesitar si quieres actuar y emprender. 
  3. Adopta una postura cómoda y digna. Con el pecho bien abierto y los hombros relajados. 
  4. Establece la siguiente intención:  

Quiero aprovechar la energía tan positiva y elevada de la primavera para llevar a cabo todo aquello que me ha dado miedo empezar. Quiero actuar desde la consciencia y el autoconocimiento, sin ser víctima de mi pasión y más bajos deseos. Quiero alinearme con el sol y su calor, y ofrecer esta calidez a todo aquel que cruce mi camino. Quiero ser la flor que toda persona contempla cuando camina por la naturaleza. 

  1. Ahora escribe todas esas cosas que deseas crear, expandir o ver florecer. Imagina que no existen barreras ni fronteras y puedes manifestar todo lo que quieras. Deja que tus creencias limitantes, poco a poco, se apaguen y conecta con el entusiasmo y amor de  tu niña interior. Déjale soñar, imaginar y proyectar. 
  2. Lleva ahora el sahumerio a la altura del primer chakra, para que toda esa energía explosiva pueda enraizarse en la tierra y materializarse en el mundo de la materia.
  3. Cierra el ritual conectando de nuevo con tu intención y recuerda que para realizar una buena acción debes guiarte con el corazón. Utilizar tu luz interior. Encarnar la unión.  
  4. Finalmente, date un baño botánico con hierbas y flores silvestres. Puedes utilizar nuestro baño lunar botánico para la luna creciente, un estimulador de tus deseos más  profundos y sinceros, un gran tonificante, que te ayudará alinearte con la energía, fuerza y vitalidad de esta fase lunar. Sólo tienes que infusionar la mitad del contenido del frasco en un recipiente con agua caliente durante 20 minutos. Cuela y viértelo directamente en el agua de la bañera. Sumérgete, recordando tu intención y sintonizando con tu respiración.

¿Estás lista para florecer esta primavera?

← Publicación más antigua Publicación más reciente →



Dejar un comentario

Por favor ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados